EL ACUEDUCTO DE ALBATANA 

En la campiña de Albatana y en la zona conocida como Molino de Arriba, encontramos un Acueducto que, aún hoy en día, sigue cumpliendo la función para la que fue construido hace cientos de años. 

Los datos sobre su origen y datación son conjeturas realizadas a partir de la gran cantidad de hallazgos arqueológicos encontrados en la zona y de dos materiales utilizados para su construcción. Así pues, se cree que El Acueducto de Albatana es de origen romano y fue construido a finales del siglo III y principios del siglo IV.

La función de este acueducto sería, en un principio, la de proporcionar energía al molino primitivo de origen romano, sobre cuyas ruinas (se supone) se construyó el actual Molino de Arriba construido en 1742, así como la distribución del agua cuando éste no estaba en funcionamiento, a través del pozo que hay al final del acueducto.

El agua que discurre por la conducción, proviene de una fuente natural que se encuentra a un kilómetro aproximadamente. La captación se hace directamente de un canal moderno de cemento, que en su día debió ser una acequia sin revestimiento. La unión del canal al acueducto se realiza perfectamente sobre un sillar rectangular vaciado para formar el canal por el que discurre a lo largo de todo el trayecto.

El acueducto tiene una longitud de 389 metros desde la toma de agua hasta el Molino de Arriba. El número total de arcos y pilares es de 61 y su altura, con una pendiente del 0,5%, oscila entre 1,68 m. y 2,55 m.

El acueducto propiamente dicho comienza a los 186,90 m. del principio, pues hasta este punto, la construcción está formada por una sola hilera de sillares que se asimila a un canal. A partir de este punto comienzan los arcos, que con igual anchura, son de distinta altura para ir salvando el desnivel del terreno, pasando de estar formado el primer pilar por un solo sillar a cuatro el último. Es de suponer, aunque no se sabe con certeza, que bajo el terreno existe por lo menos otro sillar.

 A continuación mostramos el detalle de un arco de 4 sillares:    

 

 

Sin duda, esta es una obra arquitectónica digna de ser conservada, por lo que debido a su estado en algunos puntos, no le vendría mal unas obras de consolidación.